lunes, 31 de diciembre de 2012

Los propósitos

Hace justo un año, en pleno romance radiofónico (frustrado actualmente gracias al cambio de programas-locutores que sufrió la radio hace unos cuantos meses ya), pedían que la gente llamase para contar qué tradiciones mantenían en el día de fin de año.

A día de hoy, recuerdo 2, uno porque lo puse en práctica y otro porque supongo que añoro viajar (4 meses de sequía turista escuecen...). 

Una señora contaba que todos los años, en Nochevieja sacaba una maleta vacía del armario y daba una vuelta a la manzana con ella. Decía que eso le aseguraba un año de viajes y de conocer lugares nuevos. Nunca le había fallado, empezó a decir sitios que conocía y se quedó sola. Mis 4 meses sin viajar, avalan que esta no es la tradición de adopté... 

La que decidí adoptar era menos teatral. No me veo en Nochevieja paseando alrededor de mi edificio con una maleta... Pero pasado un año, veo que esa habría sido la opción más fácil. Por el contrario, convencí a mi marido de escribir, cada uno en un papel, nuestros propósitos para el año nuevo, guardarlos en un sobre y esperar un año entero para abrirlo y ver cuáles habíamos cumplido. El chico que lo contó en la radio guardaba ese sobre detrás de la nevera. Nosotros lo guardamos en un cajón, que espero que mi marido hoy recuerde bien, ya que yo creo que podría tardar otro año más en encontrarlo...

A lo que vamos. Creo que cuando hoy abramos ese sobre, a mi me va a dar un soponcio, y se me van a quitar las ganas de hacerme propósitos de año nuevo para el resto de mi vida. Por lo que recuerdo debí poner unos 10 o 12 , de los que sólo recuerdo 2: leer al menos 24 libros (incumplido, no estoy segura ni siquiera de haber llegado a 12) y adelgazar 2 o 3 kilos (incumplido, no sólo no los perdí, sino que con el embarazo se han visto multiplicados...). Bueno, recuerdo también algún propósito en plan bohemio, pero me da vergüenza verlo escrito aquí.

Así que hoy, en el día que acaba el año, no estoy segura de querer hacer propósitos para el año nuevo. Es difícil acabar haciendo cosas a las que no estamos acostumbrados, y estoy segura de que el año que empieza traerá y mantendrá en nuestras vidas aquellas cosas que acabaremos haciendo por puro placer.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Dos carretes

... de hilo. Ha sido la compra fabulosa del día. Llevo 5 años (y pico) fuera de casa de mis padres, y ese es el tiempo que he tardado en dotar a mi "costurero" (caja metálica) de algo tan básico como un carrete de hilo blanco y otro de hilo negro. Y tengo dedal gracias a que mi madre vio que era imposible coserme las pequeñas cosas cada vez que venía a mi casa, así que decidió comprarme uno.

Hilos tenía, pero de los costureros de cortesía de los hoteles. Colorido múltiple, cantidad y calidad ínfima.

Esto da una idea de mis habilidades costureras (incluidas dentro de mis escasas habilidades manuales ya mencionadas en alguna ocasión). Hace pocos días preguntaba a mi familia porque me excluyeron en el reparto del gen creativo/mañoso... todos me miraron raro, lo que me hace pensar que algun don alternativo debo tener...

La compra de hoy es para mi toda una declaración de intenciones. Hace 2 días le dije a mi madre "quiero aprender a coser". A pesar de que se que no tengo paciencia, y que el poco tiempo libre que me queda al día lo dedicaría a cualquier cosa menos a remendar un calcetín.

Pero claro, yo tengo la ilusión puesta en miras más altas que un calcetín... ahora que el craft, el handmade y el do it yourself están tan de moda... esas cosas que hacen que las madres de ahora parezcan modernas y geniales haciendo cosas que nuestras madres llevan haciendo toda su vida (jerseys, remiendos, subidas de bajos, bizcochos, tartas, cortinas, ganchillo (o crochet como dicen los modernos), manualidades para el cole...). Pues a mi se me ha metido entre ceja y ceja aprender a coser porque quiero hacer patchwork. Ahí es nada... no es que pretenda hacer una colcha (que por otro lado, las colchas de patchwork me gustan más bien poco), pero hay cada cosita que se puede hacer y que queda tan chuli... luego esas cosas son pongos, pero la ilusión de hacerlo, usarlo y decir "pues con estas manitas"... es lo que más me apetece.

Hace 2 semanas descubrí una mercería en mi barrio. 5 años (y pico) viviendo en mi nuevo barrio y no había sido capaz de localizar una. Hoy entré por esa puerta, tan decidida, "dos carretes de hilo, uno blanco y otro negro". "¿Para coser a mano?", me pregunta la mercera... "sí" (triunfal, como si llevase toda la vida cosiendo a mano...). 

Y mi hijo contento, en el camino de vuelta, jugando con los dos carretitos, dentro y fuera de la bolsa. Si supiese qué de pensamientos dando vueltas por la cabeza de su madre han dado lugar a esa compra, supongo que pensaría... que tampoco es para tanto, que cómo me pongo yo a escribir de estas cosas...

martes, 11 de diciembre de 2012

Descubrimiento blog

Todos a comer... Kanela y limón. Como una imagen vale más que mil palabras, esta me conquistó el estómago y me abrió las ganas de ir a la cocina a experimentar:

Barcas de pan con boloñesa, Kanela y Limón

Me entraron también las ganas de instaurar en casa la idea de cenar los viernes de pizza o similar, crear tradición de inaugurar el fin de semana con algo que nos gusta y además casero...

Y claro, no me quedó más remedio que leer el blog (casi) entero para encontrar otras exqusiteces, como esta que sí o sí, pienso hacer un día de estos (ya tengo el hojaldre en la nevera).

 Tarta de manzana express, de Kanela y Limón




domingo, 2 de diciembre de 2012

¿Qué hacemos?

¿Qué hacemos con este blog? Casi un mes de sequía, esta tarde en la que todo se desconfiguró por andar toqueteando y pensamientos de que esto se ha quedado un poco parado. Ideas hay, pero no arranco..

Se acabó Movember, mes en el que yo cambio la M de Moustache por la M de ...ierda. No es una falta de solidadridad con el movimiento, sino el resumen de lo que fue ese mes para mi, al que estaba deseando dar carpetazo.

Hay vida después del primer trimestre. Este podría ser el título de algún libro de embarazo. Que felicidad la de ese primer mes en el que ignoras tu nuevo estado y no sientes aún nada. Para olvidar las 10 o 12 semanas que transcurren a partir de ese momento. Y que conste que me gusta sentirme embarazada y deseaba estar embarazada. Pero de verdad, eso de que tu cuerpo deje de ser el que ha sido siempre y quedarse dormida por las esquinas, por no hablar de nauseas y sentimientos incontrolables... sigo sin verle la gracia. Eso sí, estoy convencida de que ahora sí que sí, estoy empezando la parte buena.

Los libros del año. Tengo uno empezado desde Agosto y no consigo acabarlo. Desde entonces por mis manos han pasado otros 3 o 4 (el de Agosto sigue en la mesilla, viendo pasar las estaciones). Hasta reconozco haber leido el omnipresente Grey, del que, a día de hoy sólo puedo decir dos cosas: no quiero un Christian Grey en mi vida, no creo que lea las segundas partes. Qué feliz soy yo con mi amor que me mima, me cuida, me plancha la ropita, me hace la cena, me aguanta, y sólo me pide que yo también le quiera.

El Pinterest. Cada día disfruto/me deprimo más viendo blogs y las cosas tan interesantes que hace la gente. Tras salir del letargo de ese primer trimestre que comenté más arriba, me estoy volviendo loca por cocinar cositas. Como la cabeza no me da para mucho, buscando una aplicación donde guardar todas las cosas que me inspiran, he dado con pinterest. Soy nueva desde hoy y aún no controlo mucho. Pero creo que me va a gustar. 

El Facebook, que cada día me aburre más. Contenedor de publicidad que no me interesa. Fotos de más de lo mismo... lo dicho, me aburre.

El Twitter, que cada día me gusta más. 4 followers que tengo (jejeje)

Mis amigas las embarazadas. Que no soy yo sola, que somos cuatro... estoy deseando coincidir un día para que nos hagamos una foto todas de perfil, en plan gorditas. Como las fotos de esos hermanos que salen ordenaditos del más alto al más pequeño. Pues nosotras ordenaditas de la más tripuda a la menos. Y bueno, deseando que por fin la quinta amiga nos diga que se une al club de las gorditas.

El video de amigos. Esa cosa que llevo haciendo desde ¿2005? todos los años por Navidad, donde recojo todas las cosas que hemos hecho juntos los amigos ese año. Proyecto que tengo abandonado desde 2008... no se cómo ha podido suceder... El caso es que el de este año ya está en marcha. Mil ideas por mi cabeza, mil canciones... no se qué saldrá al final. Seguro que alguna llora, con tanta hormona desatada...

Las Navidades a la vuelta de la esquina. Pensar en el menú, me bullen las ganas de hacer algo distinto y sorprendente, que funcione y que la gente coma con agrado. Veremos qué sale.

Qué pedir a los Reyes. Ayudar a nuestra bolita a decidir que pedir, en este año en el que, por fin, estoy segura de que abrirá todos los regalos con impaciencia.

¿Veis? Si no he estado parada, sólo físicamente, porque la cabeza ha seguido yendo a su propio ritmo.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Descubrimiento blog

Hacía mucho que no os hablaba de algún blog. Este de hoy me tiene enganchadísima, se llama Madrid Free y cada día ofrece varios planes que se pueden hacer en Madrid... totalmente gratis!!! Lo cierto es que lo miro todos los días buscando algo que hacer, y me apuntaría a muchas cosas. Pero ya sabéis, amigas madres, lo difícil que es llegar a todo, y más en un día de diario y viviendo no precisamente al lado del centro de la ciudad.

Si os animáis a algún plan, avisadme!!!

jueves, 1 de noviembre de 2012

El mapa

Agradezco infinitamente a mi hijo que hoy, día festivo, me haya despertado (y hecho levantar) a las 6.50h. Gracias a eso he descubierto que en algunas temporadas de Dora la exploradora el mapa es Tom Scavo.

Todas hemos sabido siempre que Tom Scavo tenía su lado oculto, a veces incluso de dudosa honestidad. Y a pesar de ello nos gustaba. Claro, que supongo que si es tu marido quizá no te hagan tanta gracia sus travesuras.

El caso es que estoy segura de que Tom Scavo oculta a Lynette este trabajo suyo. Vale que tu mujer te deje montar un negocio de pizzas, tener un descapotable a pesar de no tener dinero para mantener a la familia, criar en casa una hija de la que desconocías su existencia hasta que la niña fue casi adolescente, volver a la universidad con 40 y muchos años... Pero imaginaos la cara de Lynette si un día Tom le dice: me voy al trabajo a doblar la voz del mapa de Dora la exploradora, porque yo, Tom Scavo, tengo que decirte a ti, mi amada Lynette Scavo que... Yo... Soy el mapa el mapa el mapa el mapa el mapa el mapa el mapa... síiiiiii soy el mapa!!!



Por cierto, me hace mucha ilusión saber que algunas de vosotras intentáis hacer comentarios. Menos ilusión me hace saber que no podéis. He echado un vistazo a la configuración y he cambiado una cosa. He hecho una prueba y a mi si me ha dejado comentar. Espero que la próxima vez tengáis más suerte.




jueves, 18 de octubre de 2012

La jornada laboral de la lluvia



Ayer vi que pronosticaban lluvias para los próximos 3 o 4 días. Esta mañana, al subir al coche y ver que empezaba a llover, sospeché que realmente no pronostican lluvias, sino que las programan. 

Te levantas por la mañana, levantas la persiana y ¡bien! No llueve (los del pronóstico fallaron, jejeje). Pero sales por la puerta de casa, arrancas el coche y pin!! Primeras gotas sobre el parabrisas. Programan la lluvia para que coincida con el camino al trabajo, pero luego llegas a la oficina y vuelve la calma.

La lluvia tiene jornada partida, así que cuando sales del trabajo normalmente se pone a llover de nuevo, y si tiene la delicadeza de no aparecer, no te preocupes, te estará esperando a la salida del cole, para hacerte sentir una vez más una mamá pulpo de 8 manos: mochila, bocadillo, paraguas, niño, llaves de casa…

Medias rojas

Vas por la calle tan tranquila y de repente... Zas!!!! Medias rojas. No contenta solo con eso, la chica las combina con un jersey rojo!! Completan el look una falda negra y una chaqueta negra. Que si, que vale, que cada uno puede vestir como quiera, pero yo lo he visto y me ha dado un shock cromático, todo tan duro, en un día tan soleado.




Yo creo que el mayor shock ha sido por las medias, creo que no es una apuesta fácil de lucir o de combinar. Antes de aventurarme a escribir sobre el tema, he buscado en Google imágenes de medias rojas, no fuera a ser que no haya visto yo gracia a la chica y sin embargo haya combinaciones exitosas. Pero la verdad, y es que incluso viendo a la siempre perfecta Blair Waldorf, las medias rojas no me convencen. 







(Tenía esto escrito desde ayer, pero debido a mi repentina inutilidad para subir fotos desde el iPad y mi posterior pereza nocturna, se quedó en el cajón. Obviamente, hoy no lució el sol)

martes, 16 de octubre de 2012

Encontré mi alma gemela

Cosméticamente hablando... hace un año. Alguna vez (hace ya bastante tiempo), hablé de Dermalogica por aquí. Siempre me ha gustado probar cremas, buscando la que mejor resultados me diese. Y sin dudarlo, en Dermalogica he encontrado algo que, pasado un año, puedo llamar resultados.

Como siempre, en cremas y tratamientos, lo más importante es la constancia. Las pasadas vacaciones de verano, decidí ser muy disciplinada y conmigo viajaron toooodos los botes Dermalogica aprovisionados durante el último año: exfoliante, limpiadora, tónico, serum, protectora e hidratante. De todos ellos, mi favorito es la limpiadora, aunque la protectora, de factor 30, te deja la piel fenomenal y no te deja la cara blanca como pasa con otros.




Es importante que el tratamiento lo disponga una de las chicas que trabajan para Dermalogica, ya que así obtendremos los mejores resultados.

Lo cierto es que después de dos semanas usando concienzudamente y tal como me recomendaron hacerlo, todos y cada uno de los productos, mi piel mejoró muchísimo: menos rojeces, un tono mucho más uniforme, una piel suave. Supongo que el descanso veraniego también hizo lo suyo.

Ahora, de vuelta a la rutina, me cuesta ser tan disciplinada. Por las mañanas cumplo, pero por las noches... qué pereza chicas...

sábado, 13 de octubre de 2012

Madrid hervía

Día madrileño. Como me refresca la mente pasar un día paseando por Madrid. La excusa de hoy fue llevar al pequeño al teatro por primera vez. Ha sido la actividad más corta del día, preludio de un paseo por todo el centro de la ciudad. De Lavapiés a la Cava Baja, vía directa por la Colegiata. Comida de pinchitos y unos huevos revueltos en Lucio. Por los Cuchilleros hasta el abarrotadísimo Mercado de San Miguel, templo gourmet en el que vendían unas castañas que ahora mismo me estoy arrepintiendo de no haber comprado. eoAtravesando por la Plaza Mayor, con foto de turista incluida. Y de ahí, a la parada obligatoria siempre que se pasa por la Puerta del Sol: trufa en la Mallorquina. Iba a hacerle una foto estilo blog (a la trufa), con la señal del metro de fondo. Pero desafortunadamente ya sólo quedaba menos de media trufa.

Nunca, nunca, nunca, había visto Madrid tan lleno de gente paseando. Será el puente, será que hacía bueno, será que Madrid es una gran ciudad que, aunque sea mi ciudad de siempre, sigo descubriendo con gusto cada vez que me dejo caer por sus calles más históricas.

martes, 9 de octubre de 2012

Estoy haciendo legión

Descubrí el Midnight Recovery Concentrate de Kiehl's en una de esas muestras que adoro recibir junto con algunos regalos que me gusta pedir a los Reyes Magos o por mi cumpleaños (en realidad no se qué me hace más ilusión, si las muestras o lo que pedí). Hace ya más de un año. Tres gota en la noche y por la mañana te levantas con la cara como una rosa fresca. Con esa pequeña dosis, las dos muestras de regalo dieron de sí una barbaridad. Así que pasó el tiempo y ya supe qué pedir a los Reyes Magos (por favor, con más muestras).


Debo decir que de los potingues que he usado en mi vida, este es con diferencia el que he me ha dado los efectos más visibles tan sólo desde la primera aplicación. Loca de contenta con este descubrimiento, desde ese momento he ido esparciendo sabiduría cosmética a mi alrededor: a saber, hermana, madre, amigas (que a su vez han exportado a otras amigas) y la última a la que he presentado esta maravilla, mi cuñada.

El último momento compra del Midnight Recovery Concentrate fue una maravilla. Visité una tienda en la que nunca antes había comprado (pero mi marido sí alguno de mis encarguitos) y salí con muestras para acompañar el regalo, y muestras para la regaladora. Al decirle a la dependienta (Kela, qué chica tan simpática) que era el producto más maravilloso que había probado en mi vida, la chica, visiblemente contenta, decidió esparcir en mi también su sabiduría y me dió una muestrita más, el Powerful-Strenght Line-Reducing Concentrate. Ando últimamente un poco despistada con las rutinas cosmética, así que me he prometido no probarlo hasta que esté segura de que voy a ser muy constante para ver los resultados. (Y en ese momento, os contaré).

Sigo algunos blogs y antes o depués, este producto ha ido apareciendo entre los favoritos. TODAS la chicas coinciden en que los resultados son verdaderamente visibles.

Me encantaría deciros: si vais a una tienda Kiehl's y habláis sobre mi blog os darán una muestra gratis. Peeeero, a mi tan sólo me leen mis amigas y dos despistados más. Aunque es cierto que en Kiehl's siguen una política de dar muestras, podéis intentarlo por vuestra propia cuenta.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Pasó casi un mes

¡Qué desconexión! Se ha pasado un mes desde mi última (e insustancial) entrada.

Las vacaciones acabaron abruptamente, la vuelta al trabajo y al cole empezó de igual manera, y retomar habitos me está costando bastante.

Hoy mi adorable familia me regaló una tarde de gustosa soledad y me he leido todos y cada uno de los blogs que sigo habitualmente (en lugar de ponerme a limpiar, planchar, tender, recoger... = síntomas de culpabilidad). Estas chicas no paran!!! Ni un día!!!

¿Seré yo así de mayor? Una mamá aplicada, mona, mañosa, simpática, con tiempo para escribir todos los días... Este curso vamos a intentarlo!!!!

martes, 28 de agosto de 2012

Recorriendo el camino

Entre otros libros, este verano me he sumergido en El monje que vendió su ferrari. Confieso que no lo esperaba, pero estoy encontrando pinceladas de inspiración.

Yo también he recorrido ese camino, amigo mío. Yo también he sentido ese mismo dolor. Pero he aprendido que todo sucede por alguna razón. Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. He comprendido que el fracaso, sea personal, profesional e incluso espiritual, es necesario para la expansión de la persona. Aporta un crecimiento interior y un sinfín de recompensas psíquicas. Nunca lamentes tu pasado. Acéptalo como el maestro que es.


El monje que vendió su ferrari

martes, 14 de agosto de 2012

Cines de verano


Programación doble al caer el sol en Levante. Colores en las mejillas tras un día de playa y bolsa de pipas en las manos.  Bocata para más tarde. Películas que quizá nunca veríamos en el cine de la ciudad. Sillas de hierro que machacan el cuerpo. Niños corriendo. Ranas que croan en la acequia de al lado. El sueño a la mitad de la segunda peli. El Frigo después del bocata. Mi amiga María. Años después, mi novio Luis.

Frases de película que marcarán el resto de las vacaciones. 


Me muero de ganas de ir al cine de verano.

lunes, 30 de julio de 2012

Caldereta de langosta

Plato típico de Menorca. Comida tradicional de pescadores, convertida en manjar por el que pagar un buen precio...No podíamos irnos de Menorca sin cumplir uno de esos deseos que una va apuntando de vez en cuando en una lista.

Según todas las guías, el mejor lugar donde comer caldereta de langosta es Fornells. Allí hay dos establecimientos que, con similar nombre, se suelen llevar toda la clientela. Son Es Cranc y Es Cran Pelut. Estábamos convencidos de que iríamos a uno de ellos. Ibamos conduciendo camino de Fornells, y, algo raro en nosotros, no teníamos la dirección exacta de ninguno de los dos lugares. Nos pusimos a bucar con el móvil la dirección, y ooooh!!, sorpresa, en tripadvisor dicen que hay un lugar mejor, puntuado como el restaurante nº 1 en Fornells para comer la ansiada caldereta. Leimos todas las opiniones, todas muy similares, y quedamos convencidos. Allá que vamos.

Café del Nord, un menú degustación con 3 entrantes, un segundo común a elegir y un postre. Comimos de maravilla y al niño le trataron fenomenal.

Eso sí, leeros antes la opiniones de tripadvisor, para luego ver que todo se cumple punto por punto. Os divertiréis más.

Pido perdón a la comida por no saber nunca hacerle una foto digna



PD. Es pecado irse de Menorca sin haber probado esta delicia.

viernes, 27 de julio de 2012

Descubrimiento blog: Baby Baballa

Ay!!, cada vez que encuentro algo así, primero, se me abren los ojos como platos, y segundo, me siento una paquete por no saber hacer cosas tan preciosas, con estas manitas.

Os dejo con Baby Baballa. Amigas que algún día tendréis hijos (o más hijos...) poneos a temblad, puede que os caiga algo así para vuestros futuros bebés.

Feliz fin de semanaaaa!!!

miércoles, 25 de julio de 2012

El origen de Walt Disney

Nunca pensé que elegir destino de vacaciones fuera algo tan difícil. Recorrer el litoral y el interior de nuestro país desde el portátil, quizá no sea la mejor manera de hacer turismo. Pero os aseguro que he encontrado alguna historia curiosa, como esta que os copio aquí, de la página de turismo de Mojácar.

Hace más de cincuenta años, concretamente en el año 1940, llegaron a Mojácar tres hombres enfundados en llamativos trajes grises. Decían que eran representantes de Walt Disney Estudios, y buscaban el certificado de nacimiento de José Guirao Zamora, nacido en Mojácar en 1901. Decían que José Guirao y Walt Disney eran la misma persona. Pasaron varios días investigando los archivos municipales, pero los documentos de la esa época se habían perdido durante la Guerra Civil (el resto, imposible de archivar y ordenar se había vendido a una fábrica de papel). En el Mojácar de 1940 no había aún ni luz ni teléfono, y nadie por supuesto sabía quién era el tal Walt Disney, pero sí se sabía muy bien quién era Isabel Zamora, la bella lavandera que con su hijo aún pequeño, había emigrado a Chicago, dónde tenía un hermano. El largo viaje con el niño la dejó cansada y desorientada. Su hermano le aconsejó dejar el niño en manos de unos vecinos, Elías y Flora Disney, quienes, le aseguró eran buenas personas y ya tenían tres hijos. Parecía la mejor solución, y al final Isabel, enferma, accedió. El niño fue bautizado en Junio de 1902, con su nuevo nombre: Walter Elías Disney y se quedó a vivir con sus nuevos padres y hermanos. Unos años después, cuando la hija de W.D publicó la biografía autorizada de su padre, el cronista de Mojácar, Carlos Almendros pidió un certificado de nacimiento en el registro de Chicago, con los datos que constaban en la biografía: Chicago 5 de diciembre, la respuesta fue tajante: Walt Disney no había nacido en esa fecha ni en ese lugar, tampoco en otra fecha de ese año ni cercanos. Otros datos vienen a apoyar esta tesis: el propio Disney comentó a Salvador Dalí, en la visita que le hizo en los años 50, que había nacido en Almería; por esa misma época hubo nuevas visitas e intentos americanos con hacerse de los “papeles”, esta vez por parte de los frailes franciscanos de California, a través de la Iglesia. Necesitaban aquella documentación de un bebé que emigró a principios de siglo. En 1954 volvieron a buscar. No acaba aún la historia, porque numerosos medios de comunicación internacional, así cómo biógrafos del tío Walt, continúan preguntando a los más mayores, cada vez más convencidos del mojaquero que salió de su pueblo a llevar la felicidad a millones de niños del mundo. Walter Elliot, en su biografía “El príncipe de la oscuridad” conecta Walt Disney con España en repetidas ocasiones y considera cómo muy probable el origen mojaquero de Disney. Incluso la Disney Company estudió los terrenos del Parque Natural de Cabo de Gata para la ubicación del Eurodisney, que finalmente se ubicó en París.

lunes, 23 de julio de 2012

Me declaro fan incondicional...

... de los pingüinos de Madagascar.

Desde que en casa comenzamos la jornada intensiva de verano, las rutinas en nuestra familia han cambiado, incluyendo una nueva que se cumple a diario. La nueva rutina ha sido instaurada por el más pequeño de la casa, que, cuando cree conveniente, nos coge de la mano y nos la lleva hasta el botón de encendido de la tele, diciendo "on", "atti" (traducido, león y Marty). Ahi da comienzo Madagascar.

Durante este mes de Julio, creo que he visto Madagascar (no siempre entera) unas 10 veces. Creo que ha pasado a ocupar el puesto número 1 de las películas que he visto más veces en mi vida. 


- Sonreid y saludad chicos, sonreid y saludad. Kovalsky, ese informe
- Estamos a 100 metros de la cloaca, señor
- ¿Y la mala noticia?
- Se ha roto la última pala
- Ricoh, a registrar la basura. Necesitamos cucharillas... y busca más palos de helado... últimamente hay muchos derrumbamientos.

viernes, 20 de julio de 2012

El cambio

Encontré esta película por casualidad (las casualidades no existen) trasteando en internet con mi móvil. Comencé a verlo, pero pronto mi tarifa de datos dijo bye bye. Pensé "ya la veré otro día". Esa noche, me desperté a las 3:13 de la mañana. Confirmé que tenía que verla (y volví a dormirme).

Unos meses después, la he visto. Es un buen repaso de muchas de las cosas que siento y pienso sobre la vida desde hace poco.


Si alguien se anima a verla, espero que la disfrute. Si ha pasado el cambio, que refresque y se reafirme. Y si el cambio aún no ha llegado a su vida, que la recuerde cuando le pueda hacer falta.

Feliz fin de semana!!!

sábado, 7 de julio de 2012

Haz siempre lo máximo que puedas

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo: "Maestro, si medito cuatro horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?". El maestro le miró y le respondió: "Si meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años".

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: "Maestro, ¿y si medito ocho horas al día, cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?".

El maestro le miró y le respondió: "Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años".

"Pero, ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?", preguntó el hombre.

El maestro contestó: "No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguiras agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz".


"Los cuatro acuerdos", Dr. Miguel Ruiz

viernes, 22 de junio de 2012

El blog de Albert Espinosa

Quien leyese esto recordará que un día, hace poco, me topé con Albert Espinosa (vi su película Planta 4º hace mucho tiempo, pero no era consciente de su procedencia). Desde ese día, sigo el rastro de este ingeniero-escritor-director de cine-actor... y confieso que en este tiempo he leído dos de sus libros, Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven (recomendado por la ratona de biblioteca en una conversación telefónica sin mucha trascendencia,  mucho antes de que encontrase a Albert) y El mundo amarillo. Si crees en los sueños, ellos se crearán (este comprado un poco al azar en una de esas tardes de mirar y mirar libros en la librería). La noche en que acabé El mundo amarillo la recordaré como aquella noche en la que, con cada vuelta que daba en la cama, me despertaba un poco y pensaba inconscientemente: acabo de encontrar otro amarillo (a pesar de que dormir y dar vueltas en la cama no tiene nada que ver con el mundo amarillo).

Desde entonces también sigo su blog, El blog de Albert Espinosa, porque cada semana cuenta una historia que, momentaneamente, te deja colgando de un hilo y con ansias de saber el desenlace... un poquito más abajo. Podéis considerar esto como el descubrimiento blog de la semana.

Me encanta la magia que desprenden las historias que cuenta Albert Espinosa. Y sigo pensando cuántos amarillos tengo...

jueves, 21 de junio de 2012

La cueva de Xoroi

Cuenta la leyenda que el moro Xoroi llegó a Menorca desde el mar y encontró en una cueva su refugio perfecto. Tiempo después, una noche, una joven de la isla, prometida, y a punto de casarse, desapareció misteriosamente y sin dejar rastro. Pasaron los años y la joven seguía sin aparecer. Sus padres, y todos los habitantes de su pueblo nunca dejaron de buscarla día tras día.

Un día de nevada, unos jovenes payeses siguieron el rastro de unos pasos en la nieve, y acabaron encontrando una hermosa cueva. Dentro encontraron a la no menos hermosa pareja formada por Xoroi y la joven prometida, que habían vivido enamorados durante mucho tiempo y habían tenido tres hijos.

Xoroi, acorralado, volvió al mar del que había llegado, seguido por el mayor de sus hijos. La joven prometida y sus dos hijos pequeños fueron llevados por sus vecinos al cercano pueblo de Alaior. Se dice que sus descendientes aún viven en el pueblo.



¿Cómo no vivir enamorado, viendo esto cada mañana?

martes, 19 de junio de 2012

Donde habita la felicidad

Cuando esto salga publicado, estaré a punto de aterrizar de vuelta de vacaciones. Mañana será uno de esos días de "por Dios, que pase pronto". Todos otra vez de vuelta a la rutina...

Las horas de aeropuerto dan para mucho, así que, finalizadas las vacaciones y haciendo recuento de ellas, pienso... ¿donde habita la felicidad? Antes de las vacaciones solemos pensar que ahí esta la felicidad. Y es cierto. Pero... cuando acaban las vacaciones, ¿a que podemos aferrarnos hasta el siguiente capítulo de felicidad? Pues, no se si para consolarme, he llegado a la conclusión de que la felicidad no está ahí fuera, sino más bien, aquí dentro. Y la tenemos dentro cada día, en cada momento en que hacemos cosas que nos apetecen. Tu felicidad sólo depende de ti, y aunque el entorno importa, sólo uno es responsable de su propia felicidad. No podemos depositar nuestras ansias de felicidad en otras personas, cosas o sucesos.

Pero como la mente es débil y tiende al recuerdo de cosas felices, al igual que el cuerpo tiende a las hamacas de verano, yo le he comprado esto a mi hijo para echar un vistazo de vez en cuando y buscar la felicidad en las fotos de estas playas cuando sólo el asfalto me rodee.

lunes, 11 de junio de 2012

Pequeñas cosas que nos dan felicidad enorme

En el coche, de vuelta a casa tras pasar una gran tarde con los abues... Ponemos música, un cd que siempre va en el coche con la música de nuestra boda. La primera canción que suena es el Vals de Amelie, el vals toda la gente que nos quiere bailó con nosotros, y que yo, en algunas tardes de embarazo ,enchufaba con los cascos a la barriga.

Me había olvidado de ello hasta que hoy ha vuelto a sonar la canción en el coche. Y el nene se ha puesto a bailar (con la cabeza) sentadito en su silla de seguridad. No creo que alcance a recordar lo que escuchaba dentro de la tripa, pero ha sido bonito ver cómo los dos nos reencontrábamos con una canción tan presente en algunos de los mejores momentos de mi vida.

La música tiene un poder muy asequible y creo que es muy distinto al del otros artes: con tan sólo escuchar unos pocos acordes muchas veces nos da la vida, nos emociona, nos hace revivir recuerdos de hace mucho tiempo, nos cambia el estado de ánimo... hoy me ha dado un chute de vida y de diversión.

Y pienso: desconfiad de aquellos a quienes no les guste poner banda sonora a su vida cada día...

lunes, 4 de junio de 2012

Lo mejor del Domingo

La tarde del Domingo fue una tarde de domingo rara. Una tarde de coincidencias curiosas: 3 de las personas con las que quedamos ese día, tuvieron 3 olvidos importantes.

Olvidar una mochila puede ser un fastidio. Pero puede ser un gran problema si has salido de tu ciudad y estás de visita. En tu mochila va todo lo que puedes necesitar, puede contener todo tu mundo en esos momentos.

Olvidar las entradas del teatro y darte cuenta a medio camino es un gran fastidio. Si vuelves, no te dará tiempo a ver la función. Y si no vuelves, llegarás al teatro... pero no podrás entrar en él...

Olvidar las llaves del coche puede suponer tan solo subir a casa. Pero si te están llevando de camino a recoger tu coche, supone dar la vuelta y volver a empezar el camino.

Todos estos olvidos tuvieron finalmente una solución fácil. Casi todos ellos pasaron, obviamente, por volver a la casilla de salida, para recoger el objeto olvidado. Pensé si acaso el olvido no es algo normal en la vida, aunque nos hacen pensar que un olvido es imperdonable.

Lo cierto es que lo mejor del Domingo pasó por hacer algo que teníamos ya olvidado. Y es que mi hijo y yo dormimos una siesta juntos. Hacía meses y meses que nuestro pequeño ya prefería volar libre y dormir solo, día y noche. Eso es genial, sobre todo porque no te despiertas a las 3 de la mañana con un pequeño pie en tus costillas, pero... cuánto le he echado de menos. Cuántas veces he querido acurrucarme con él y él ha preferido ir por su cuenta. Pero el domingo fue tan fácil... Nos tumbamos en la cama grande, nos quedamos abrazados, empecé a acariciarle el pelo, cogió mi mano con su mano y la llevó a su cara... y en un minuto estaba dormido.

domingo, 3 de junio de 2012

Yo me río (y aprendo) con Baroja

Aviso: hoy vengo intensa, hablando de una de mis "obsesiones" desde hace muchos años.

Puede parecer extraño, coger un libro de un autor que un día te explicaron en el cole y descubrirte de repente riendo. Eso fue lo que me debió pasar hace unos (muchos) años años cuando leí por primera vez Aventuras, inventos y mixtificaciones de Silvestre Paradox. En ese momento decidí que leería todas las trilogías de Baroja. Y en esas ando, sin prisa, pero sin pausa, intercalando lecturas.

Confieso que ya he leido 4 de ellas y ahora tocaba pasar de nuevo por La vida fantástica, compuesta por Aventuras, inventos y mixtificaciones de Silvestre Paradox, Camino de perfección y Paradox Rey. Llamadme friki, pero sigo riendo con este libro escrito hace 111 años. Y con muchos libros de Baroja descubro y aprendo cómo era el Madrid de hace un siglo, la vida a pie de calle y esa forma de aprender a sobrevivir sin que nadie te enseñe. Lavapies, la ribera del río Manzanares, la montaña de Príncipe Pío, los pueblos que salpicaban la carretera de Extremadura y que hoy seguramente no son ya pueblos, sino parte de Madrid.

No se si sabré explicarlo bien, pero de Baroja saco la sensación de que en ese tiempo se trataba a la vida de tú a tú, sin imposturas, sin corsés y sin la omnipresencia de lo políticamente correcto. Y se reafirma en mí el convencimiento de pensar que no somos más listos que nuestros antepasados, sino más bien, y muchas veces, mucho más tontos que ellos. A día de hoy seguimos dando vueltas a temas que ya quedaron superados hace muuuucho tiempo.

Se que hoy vengo con un post gafotas, pero no puedo evitar copiaros estas páginas del libro, aunque no son de las que me hacen reir:

"Silvestre experimentaba por todo lo humilde una gran simpatía; amaba a los niños, a las almas candorosas; detestaba lo petulante y lo estirado; tenía un gran cariño por los animales. Esas conversaciones de personas serias acerca de la política y de los partidos le exasperaban.

Le repugnaba la prensa, la democracia y el socialismo. Creía que si un senador necesariamente no suele ser siempre un imbécil, en general, a la mayoría les falta muy poco para serlo, y entre hablar con un salvaje de la Tasmania o con un diputado, un académico o un periodista, hubiera preferido siempre lo primero, encontrándolo mucho más instructivo y agradable.

Paradox era casi cristiano. Por lo demás, el mismo trabajo le costaba creer que los hombres se transformaron de monos atropopitecos en hombres en la Lemuria, como opina Haeckel, que suponer que los habían fabricado con barro del Nilo.

La metafísica le parecía un lujo, la ciencia una necesidad; la religión, una hermosa leyenda; no era precisamente ateo, sino tampoco deista.

Un dios en su sano juicio, preocupado en construir la tierra con sus montecitos, y sus arbolitos, y sus bichitos, y su sol para iluminarla y su luna para ser cantada por los poetas, le parecía un poco cándido; pero una humanidad tan imbécil, que teniendo una creencia admirable como la de un Dios que se hace niño, la destruye y la aniquila, para substituirla por estúpidas leyendas halagadoras de la canalla, le parecía idiota, mezquina y repugnante.

Silvestre reconocía el progreso y la civilización y se entusiasmaba con sus perfeccionamientos materiales, pero no le pasaba lo mismo respecto a la evolución moral; veía en el porvenir el dominio de los fuertes, y la fuerza le parecía, como cualquier jerarquía social, una injusticia de la naturaleza.

-¿Qué van a hacer el débil, el impotente -pensaba él- en una sociedad complicada como la que se presenta; en una sociedad basada en la lucha por la vida, no una lucha brutal de sangre, pero no por ser intelectual menos terrible?

¡Tener el palenque abierto, y acudir a él y ser vencido en condiciones iguales por los contrarios, volver otra vez, y otra vez quedar derrotado! ¡Estar en continuo sobresalto; conquistar un empleo a fuerza de inteligencia y de trabajo, y tener que abandonarlo porque otro más jóven, más fuerte, más inteligente, tiene más aptitudes para desempeñarlo!

Nunca como en ese tiempo de progreso habrá mayores odios ni más grandes melancolías. El consuelo de achacar la culpa a algo, a algo fuera de nosotros, desaparecerá, y el suicidio tendrá que ser la solución única de la humanidad caída.

Y a él le molestaba esto: las grandes capacidades orgullosas, y más aún, la vanidad de la masa imbécil hoy dominadora, que tantas cosas destruye por el desdén, por el abandono, por el desprecio. En cambio se entusiasmaba con todas las grandes virtudes de la gente pobre, de la gente humilde; pero no era demócrata; lo hubiera sido sólo de una manera: siendo muy rico y siendo muy noble."

Me hizo sonrerir, sobre todo porque la imagen de Baroja dista mucho de la de un tío simpático, lo que cuenta en sus memorias: "En Marañón terminé yo el libro La casa de Aizgorri. De este libro pensé primero hacer un drama, y no se quién me dio el consejo de que fuera a ver a Ceferino Palencia, que era entonces empresario del teatro de la Princesa y marido de la cómica María Tubau. Como nunca creí que fueran a representar nada mío, hice la prueba de pegar ligeramente en el manuscrito dos o tres páginas del comienzo y otras dos o tres del final. A los cuatro o cinco meses vi que el empresario no hacía nada, le pedí el manuscrito, me lo devolvieron y, al llegar a casa, noté que las dos o tres páginas pegadas al principio y al final seguían pegadas; no las habían abierto".

Ufff, después de esto, no se si alguien seguirá leyéndome...



sábado, 19 de mayo de 2012

Just Beautiful Things

Otro blog con cosas bonitas, Just Beautiful Things.

Lleno de frases inspiradoras, a veces lugares comunes. Aunque no por ello deja de ser necesario rodearse algunos días sólo de cosas bonitas.


lunes, 14 de mayo de 2012

Mi madre está hecha una artista, es lo last...

Hace tiempo mi madre empezó a hacer tejas decoradas. No me preguntéis que de dónde sacó la idea, ni cómo se puso a ello... sólo se que saca las ideas de su imaginación y que ya va por la teja número 20, la que será un gran pueblo con muchas casitas. Y es que mi madre numera sus tejas como si fueran las casitas de una calle. Aunque cada teja vive en una calle distinta, cuyo nombre es elegido dependiendo de algún detalle de la teja, de a quién se la va a regalar o de dónde va a ser colgada.

Esta que os enseño hoy habita en el número 19 de la Cuesta de la Cabra.



Ahora sólo queda que hagáis como en los libros de Wally, y os pongáis a buscar a la cabra

domingo, 13 de mayo de 2012

alma lusa, como en Portugal en el centro de Madrid

Hoy fuimos a comer a alma lusa, un restaurante en el que comer como en Portugal, pero con la ventaja de que nos ahorramos unos cuantos kilómetros.

Si os gusta la comida portuguesa, no dudéis en acercaros a este lugar. En alma lusa podemos encontrar gastronomía de todas las regiones portuguesas. Nosotros, que para algunas cosas somos unos clásicos, hemos saboreado hoy algunos de los platos más típicos, con el bacalao como ingrediente estrella.

El aperitivo de la casa, un queso pequeñito con mermelada que me ha recordado mucho a unos que vimos en el mercado del Bolhão cuando fuimos a Oporto. Me hicieron tanta gracia que le compré uno a mi madre, amante de las cosas pequeñas, y creo que aún está en su nevera.



De entrada, hemos pedido unas pataniscas de bacalao. No se si me gusta más su nombre o comerlas. Han volado del plato, estaban riquísimas, jugosas, es como si tienes de repente una madre portuguesa y le pides que para comer te haga unas pataniscas, y tú... las devoras. Y como plato principal hemos tomado un bacalao dorada y una francesinha en recuerdo a nuestro reciente viaje a Oporto. La verdad es que estaba todo riquísimo.

Hemos comido fenomenal, y nos ha quedado hueco para el postre: una tripa de chocolate, que nos han complementado con un ovo mol típico de Aveiro y con un moliceiro, también el barquito típico de Aveiro.




Con este postre nos ha sido inevitable traer a la mesa recuerdos de otro viaje portugués, en el que conocimos, obviamente, la bonita ciudad de Aveiro.


sábado, 5 de mayo de 2012

Descubrimientos: laloleblog

Muchas veces descubro blogs y los añado a mis favoritos para ir siguiéndolos, así que he pensado en compartirlos aquí, por si os gustan también.

Esta semana he descubierto laloleblog espacio para las ideas Con una sencilla explicación de cómo decorar un mantel de hule, me ha cautivado. ¡Qué cosa más tonta! podríais pensar. Pero es que me maravillan este tipo de cosas que quedan tan chulas, este tipo de cosas tan sencillas de hacer, este tipo de cosas que si yo un día me pongo a hacerlas, me quedan hechas una chapuza... y no entiendo por qué, si la tarea era tán facil...

Sumergiéndome en el blog veo muchísimas cosas bonitas, imágenes vitalistas de casas ideales, ¡que me entran unas ganas de vaciar mi casa y decorarla de nuevo!, que si mi marido se entera de esto se pone a temblar y me dice con ironía que claro, que la casa está triste porque hace tiempo que no le compro cosas, ni le cuelgo baldas y cuadros...

Viendo este blog pienso que el mundo sería mucho más bonito si existiesen más cosas bonitas sin motivo, si existiesen solo por el hecho de ser bonitas...

Finalmente os pido que si algún día decoráis un mantelito de hule, me invitéis a comer a vuestra casa, para que quede maravillada...

martes, 1 de mayo de 2012

Las leyes de Ranganathan

Después de escribir sobre ¿A qué sabe la luna? me salió la vena bibliotecaria y  me vino a la memoria una de las primeras cosas que me contaron en la facultad: Las leyes de Ranganathan:

- Los libros están para usarse
- A cada lector, su libro
- A cada libro, su lector
- Hay que ahorrar tiempo al lector
- La biblioteca es un organismo en crecimiento


Me quedo con la idea romántica de las tres primeras y me distancio del pragmatismo de la cuarta. Me encanta "perder" horas entre libros que nunca leeré. La quinta me encanta, pero algún día mi mesilla y las estanterías de mi casa dirán ¡¡basta!!

lunes, 30 de abril de 2012

El día del libro (una semana después)

El pasado día del libro, el único que recibió un regalo en mi casa, fue nuestro hijo:


Desde hace un tiempo la palabra "na" (luna) se ha convertido en un básico de su vocabulario, gracias, en parte, a este cuento que su profe le enseña en la guardería. Mi hijo ve la luna en cualquier icono redondo o semicircular que se cruza en su camino. Ve la luna en el cartel de Unión Fenosa y ve la luna cuando pulsamos el botón del ascensor de Mercadona y se ilumina un semicirculito azul minúsculo... Mi hijo va en su triciclo mirando hacia el cielo, para poder ver la Luna.

Su alegría se desborda cada vez que ve la luna.

Así que, para que también pueda disfrutarlo en casa, pensé que sería un bonito regalo para el día del libro. Nos pusimos manos a la obra y descubrimos que no es tan fácil alcanzar la luna. Agotado en casi todas las tiendas, pudimos contar con la ayuda de su profe, y la misma persona que le descubrió esta historia de amistad y solidaridad, que demuestra que no debemos considerar a nadie inferior a uno mismo, nos descubrió también el lugar en el que encontrar un ejemplar de este best seller infantil para nuestro pequeño.

Y aquí confieso: en mi vida de lectora, huyo de los best seller como si ellos fueran aceite y yo agua. Pero cuando dicen que tener un hijo te cambia la vida, una vez más hay que dar la razón. Y si alcanzar la luna para tu hijo pasa por comprar un best seller, cuando por fin lo tienes en tus manos y se lo lees por primera vez, su cara de felicidad se lleva tus tontos principios como el viento borra las dunas de un desierto.

¡¡Y además viene con póster!!

sábado, 28 de abril de 2012

Vive la vida

Vive la vida. Vívela en la calle
y en el silencio de tu biblioteca.
Vívela en los demás, que son las únicas
pistas que tienes para conocerte.
Vive la vida en esos barrios pobres
hechos para la droga o el deshaucio
y en los grises palacios de los ricos.
Vive la vida con sus alegrías
incomprensibles, con sus decepciones
(casi siempre excesivas), con su vértigo.
Vívela en madrugadas infelices
o en mañanas gloriosas, a caballo
por ciudades en ruinas o por selvas
contaminadas o por paraísos
sin mirar hacia atrás.
Vive la vida
L.A.de Cuenca




Y sin embargo, hoy pasamos la tarde mirando hacia atrás, y eso nos sigue dando un camino de vida hacia adelante. Gracias amigos!

domingo, 22 de abril de 2012

Sólo quedan 14 días

Mis amigas y yo llevamos asistiendo a la Carrera de la  Mujer de Madrid desde el año 2006, eso sí, de manera intermitente. Tan intermitente como es nuestra manera de correr. Y digo asistiendo, que no corriendo, porque todos los años a alguna le pasa algo que la impide correr: que si una se casa y no se quiere lesionar, que si otra ya viene lesionada, que si otra está embarazada…  Aunque os diré que igualmente vamos, unas corren, otras andan. Todos los años acabamos tan cansadas, que siempre decimos: yo el año que viene no vuelvo. Pero siempre hay una de nosotras que al año siguiente empieza a tirar de las demás, porque le pica el gusanillo de volver.

Así que este año de nuevo ¡¡¡nos vamos a la Carrera de la Mujer!!!

Yo creo que en el fondo, y a pesar del madrugón del domingo de la carrera, a todas se nos ponen los nervios en la tripa cuando llegamos al Retiro a por los chips. Cuando con el chip puesto, empezamos “venga venga, vamos a la salida”. Cuando ya es la salida y no podemos empezar a correr porque somos un montón de gente y eso no avanza. Cuando por fin llegamos a la línea de salida y ahí nuestro tiempo empieza a contar. Empezamos con ganas, adelantando, haciendo eses para esquivar a las que van más lento. Con los nervios de nuevo en la tripa cuando sólo quedan 500 metros para llegar y llegamos y cruzamos la línea de meta, un año más… hemos acabado la Carrera de la Mujer!!!

Esa carrera supone la unión de 22.000 mujeres que ese día corren por una gran causa. Por eso el ambiente está lleno de endorfinas y es imposible no estar contenta a pesar del esfuerzo de correr 6,6 km. Pero el mejor sentimiento es pensar que si las mujeres nos uniéramos con tantas ganas para tantas otras grandes causas, este mundo sería bien distinto.

jueves, 12 de abril de 2012

Diario de viaje: Oporto, majestuosa decadencia

Así me dijo mi marido que se define habitualmente a Oporto: majestuosa decadencia. Lo cierto es que esta definición le viene que ni pintada, ya que Oporto ofrece grandes lugares, y grandes abandonos. Todo ello forma parte de su encanto.

Como no trabajo para Lonely Planet, ni sé tanto de viajes como me gustaría, os voy a contar mi opinión de Oporto. La ciudad tiene varias visitas que uno no puede perderse si se deja caer por allí. Quizá la zona más reconocida por los turistas es la zona de la ribera. A un lado del río Duero, un cúmulo de casitas típicas de Portugal, con sus azulejitos y sus tejados de teja roja. Es un lugar muy turístico, lleno de bares y restaurantes, con terrazas.


Al otro lado del río ya no nos encontramos en Oporto, sino en Vila Nova de Gaia, población donde se acumulan las bodegas del famoso vino de Oporto. Otra visita imprescindible es la visita a una de estas bodegas. Mucha gente recomienda entrar en más de una, pero para una persona que no sepa de vinos, con entrar a una, creo que la curiosidad queda más que satisfecha. Nosotros visitamos la bodega Sandeman. Merece la pena no sólo por ver cómo crían el vino, sino también porque es curioso cómo esta marca ha cuidado su imagen comercial desde que fue fundada, allá por el año 1790.



La librería Lello e Irmão es otra visita imprescindible. Definida como la librería más antigua de Europa (ya estamos con los ranking) y conocida por ser escenario de algunas escenas de la saga Harry Potter. Realmente es un sitio mágico, con una divertida escalera, estantes llenos de libros y una vidriera como techo. Tuvimos que hacer una visita exprés, ya que el lugar estaba lleno de turistas (creo que fue el lugar con más turistas que vimos), y un señor librero en la puerta, daba entrada a unas personas mientras daba salida a otras  y repetía cansinamente y con mal humor "no foto". Así que... no tengo fotos. Podéis saciar vuestra curiosidad en google o youtube.

El mercado del Bolhão es otra visita curiosa. Un gran edificio, guarda en su interior dos plantas de mercado tradicional, donde comprar fruta, pescado, quesos, verduras, flores, ¡¡animales vivos!! y recuerdos de Oporto. Este es uno de los lugares emblemáticos de Oporto, que sorprende por su estado. No me atrevo a decir de abandono, pero sí diré que su estado parece el de un mercado de los años 50 del siglo pasado.




El café Majestic se encuentra en la calle más comercial de Oporto, la rúa Santa Catarina. Lugar muy turístico, un sitio histórico en el que parar a tomar un café.




La estación de San Bento, con sus impresionantes paredes repletas de azulejos que narran la historia de Portugal.


Y bueno, Oporto tiene más lugares que ver (torre de los clérigos, catedral, el palacio de la bolsa o la iglesia de San Francisco...), pero creo que estos de los que os he hablado, son los que más me gustaron.

Pero lo que más-lo que mas-lo que más me ha gustado de Oporto, es que de cada 5 comercios, 4 son Confeitarias (pastelerías). Todo tiene una pinta espectacular. Típicas son las natas, que son como los pastelillos de Belem de Lisboa. Y típico de esta época de pascua es el pão de ló, un bollo-bizcocho enorme que era imposible no ver... y no desear.

Y como el turismo no tiene cabida en mi mente sin la gastronomía de cada zona, seguiré hablando de comida. No os podéis ir de Oporto sin comer una franceshina, una especie de sandwich que incluye como ingredientes básicos jamón, salchichas y queso y en el que como extra tiene cabida todo lo que se os pase por la cabeza, y que sirven sobre una salsa.

Y por último, dejaré escrita la palabra que más me gusta ver cuando viajo a Portugal: cabeleileiro...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...