lunes, 11 de noviembre de 2013

Los lunes están mitificados



Siempre se habla de los lunes mal. Pobrecillos, ellos no tienen la culpa de ser los primeros, alguien los inventó así…

Los lunes son días de muchas virtudes. Si lo pensamos bien, todos saldríamos ganando si tratásemos a todos los días como si fueran lunes. Conseguiríamos por ejemplo estar a dieta sin problemas, todos los días con el mismo entusiasmo de los lunes.

Por mi parte además, me desmaquillaría todas las noches, leería un rato antes de acostarme,  me dormiría a una hora prudencial, organizaría comidas y cenas cual cocinero en hora punta y al día siguiente, de nuevo, me levantaría nada más sonar el despertador.

Y pensad si no en cómo sería la vida con esa satisfacción de los lunes, de hacer las cosas bien y con ganas a diario…

Aunque nadie lo sepa, el martes es el peor día de la semana. Porque después de un día glorioso y lleno de buenos propósitos cumplidos, a uno ya sólo le queda ir para abajo.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Divagando

Qué pronto se van los años y qué largo es el camino.
A veces la vida me viene grande, y otras se me queda corta. 
Deseo saber de todo, y otro día sólo saber mucho de una cosa.

Siete días de vacaciones. Mañanas que pasan volando. Recoger a los niños del cole. Tardes de parque o de juego en casa. Paseos de mañana al sol. Retazos de conversaciones escuchadas al azar. Todo el mundo se queja. Todo el mundo es gris. Todo nos parece mal.

Nos gustaría estar en el mañana, o en el ayer. Y perdemos el hoy.

Los niños se harán mayores, y nunca habré jugado con ellos lo suficiente. Todo cuento será poco.
Me haré mayor, y no habré amado lo suficiente a la persona a la que más quiero en el mundo. 
Me haré vieja y nunca me habré puesto demasiado guapa.
El trabajo cambiará, o se perderá. Y el empeño que puse parecerá poco. Las relaciones con los compañeros se quedarán en superficiales.
Los blogs pasarán de moda, y pensaré que escribí poco ;)

Todos tenemos un día gris. Creo que en el fondo tenemos derecho a ello, incluso es inevitabble. Pero ese día se acaba, y el nuevo tiene derecho a ser distinto, sin arrastrar la melancolía del anterior. 

A los días grises hay que tratarlos como a los calcetines. No restregárselos a nadie por la cara, darles la vuelta, meterlos en la lavadora al final del día y una vez limpios, ponerlos de vuelta en el cajón, para que sigan siendo útiles, aunque tengan agujeros de tanto caminar.

martes, 17 de septiembre de 2013

Cuadro de piedras pintadas

Ahora que ya todos hemos vuelto de la playa y de las vacaciones, seguramente que con alguna que otra bolsa de piedras. Ahora que es septiembre y seguro que tenemos nuevos propósitos creativos, os presento este cuadro con los nombres de nuestros niños, ahijados, primos o sobrinos, que podemos hacer con un poco de tiempo.



Tan sólo hay que seleccionar piedras de semejante aspecto y más o menos tamaño. Después de lavarlas para quitarles bien la arenita de la playa, se pintan con el color que más nos guste. Yo pinté estas con pintura americana.

Elegiremos un tipo de letra que nos guste y la pasaremos a las piedras, para después pintarlas también del color que prefiramos.

Por último, les daremos una capita de cera para que el acabado sea más fino.

En cuanto al marco, éste es de Ikea, con capacidad interior para meter cosas. El fondo está forrado en tela, sobre la cual pegué las piedras con pistola de silicona.

viernes, 28 de junio de 2013

Con marcas de calcetín

Es la imagen que se me viene a la cabeza de mis primeras semanas de maternidad. Semanas que pasan volando y en las que te tienes que adaptar a marchas forzadas a tu nueva vida.

La cosa se complica si el nuevo miembro de la familia cuenta ya con un hermanito mayor. Ahí sí que... prepárate amiga. El trabajo no es que se multiplique por dos, es que directamente pasa a nivel infinito en espiral, tipo bucle. Te pasas el día recogiendo, ordenando, lavando ropa, recogiendo ropa, haciendo baños y poniendo pijamas, quitando cacas y pises, comprando pañales...

Volviendo a los calcetines, en esa primeras semanas, yo pasaba en 2 minutos de ser ama de casa con un bebé pequeño, a ser madre que tiene que ir a recoger a la guardería a un niño un poco mayor.

Eso suponía pasar de llevar traje de ama de casa (vale cualquier chándal desparejado, cualquier camiseta vieja...) a ponerse ropa de salir a la calle. En casa, con zapatillas y calcetines. A la calle con bailarinas y las piernas al aire. El primer día que me di cuenta de que estaba en la calle con las marcas del calcetín apretado por encima de los tobillos pensé, di un paso hacia atrás, pensando, ¿me da tiempo a cambiarme y ocultar estas marcas? y un paso hacia adelante, de nuevo dirección a la guardería, pensando, ¿qué es más importante, llegar a tiempo a recoger al niño a la guardería, o ser la "reina" del "glamour de barrio"?

Cualquier madre entenderá que ganó por goleada la primera opción, y sabrá de antemano que esas preguntas pasaron fugazmente por mi mente en cuestión de nano segundos. Una madre no tiene un segundo que perder cuando se trata de ocuparse de sus hijos, en días de horas insuficientes, cargadas de tareas, cansancios y aún así, también, remordimientos de conciencia por saber que nunca se llegará a todo con la dignidad que una querría.







jueves, 13 de junio de 2013

Viajar es un placer: Islandia

Supongo que a todos nos pasa. Te vas de viaje a un sitio, y ese sitio se queda dentro de ti, como si lo conocieses de toda la vida, también como si un trocito de ti se hubiese quedado allí y necesitases volver de vez en cuando.

Si bien siempre tengo muy presente la frase de una canción de Sabina "al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver", a Islandia he vuelto muchas veces. Aunque ninguna físicamente...

Islandia fue parte de mi luna de miel. 4 días de 24 horas de luz, kilómetros de carretera, paisajes únicos, olores, sabores, lugares... Cuando llegó el momento de ir al aeropuerto hacia el siguiente destino, os prometo que tenía ganas de cualquier cosa, menos de irme de allí. Y eso que el siguiente destino no desmerecía para nada (quizá hablemos de ello en otro post).

Hoy de nuevo, con ganas de ir a Islandia, me he planteado qué haría allí. Y creo que cumpliría la letra de la canción. No volvería a Geysir, ni a Jökulsárlón, ni a Vik, ni a Hallgrimskirkja... Ya sólo me saciaría vivir allí una temporada, volverme islandesa, frecuentar lugares, cafés con encanto, hacer la compra, pasear, ir a piscinas calientes al aire libre...

 

miércoles, 17 de abril de 2013

Ordenando

... o el síndrome del nido (que no vacío). El caso es que parece que las mujeres todo lo hacemos hormonalmente, ¿no? Tienes la regla... te enfadas. Ovulas... estás triste... Tus hijos se van de casa... te deprimes... Estás a punto de dar a luz... LIMPIAS, PINTAS, ORDENAS, RECOGES...

Y en esas ando... Hace 2 meses, loca por pintar. Cuando ya tenía todo (y a todo el mundo preparado y convencido) me doy cuenta de que con tremenda barriga, no va a ser el mejor momento. Postergo la misión para tiempos más flacos y... me vuelco en ordenar cajones, lavar ropita, tirar cosas que no sabía ni que tenía... 

El resultado es que, casi 2 meses antes de salir de cuentas, tengo todo bajo control. O eso creía, hasta que hace 2 días abro los cajones de la pequeña ropa, limpia y ordenada y, horror!! he olvidado con qué criterio ordené todo... Bueno, a simple vista, se ve qué son pijamas, qué es ropa, qué son calcetines... pero si tuviera que vestir ahora mismo a mi bebita, tendría que rebuscar un tamaño adecuado (¿primera fila, segunda fila, fondo del cajón?).

Obviamente, el drama no es para tanto, sobreviviré... total, las primeras semanas les pones tooooodo el arsenal de ropa que tan amorosamente lavaste, porque se cagan todo, y todo el rato. Y acabaré memorizando en qué lugar está cada cosa.

Últimamente estos olvidos no sólo afectan a la ropa de mi bebé, y tengo a mi marido sufriendo mi falta de memoria, buscando cosas que hacen falta de repente, buscando por todas partes, y no aparecen. Cosas que algún día guardé, con algún criterio que pensé que nunca olvidaría, en algún lugar que finalmente, he olvidado...

Esto de la falta de memoria de las embarazadas, ¿será también algo hormonal?

Un chupetero con tortuga para Aitana

Este año, a mi alrededor, va de niñas. Es cierto que algunos niños hay en camino, pero la mayoría han decidido ser nenas.

Aitana vino el 26 de Enero, y este chupetero fue de las primeras cosas que hice con fieltro. Espero haber ido mejorando poquito a poco, aunque a esta tortuguita la tengo mucho cariño.


Metí este regalo en una bandejita de madera, con una piedra con su nombre y una toallita con cinta cosida a mano.


Y se lo envolví todo en un papel celofán de nubes, porque ella es un angelito que se porta muy bien y cada día está más simpática.



Haré más cositas para Aitana, ¡seguro!!

lunes, 1 de abril de 2013

Horquillas con aplicaciones de fieltro

Estas horquillas están hechas con formas precortadas de fieltro. Aunque sea el primer paso, creo que lo más importante es recortar con mucha precisión las piezas de fieltro que posterioremente vamos a coser.

Con estas formas, que se compran ya cortadas, solucionamos ese paso. ¡¡Son perfectas!!


domingo, 17 de marzo de 2013

Broches de perros de fieltro

Estos perritos llevaban un tiempo viviendo en mi casa. A uno ya le hemos dado una mamá adoptiva, pero el otro se ha quedado solito esperando que alguien le quiera.





martes, 26 de febrero de 2013

Un chupetero de fieltro para Sofía

Nuestra pequeña amiguita Sofía nació el 1 de Enero. Yo creo que tenía ganas de estrenar su vida fuera de la tripa en el mismo momento en que todos estrenábamos nuevo año.

El nacimiento de los hijos se recuerda siempre de manera muy especial, pero para estos papis, las nocheviejas a partir de ahora, tendrán algo mágico.

Hace poquitos días pude darle a Sofía el chupetero que con tanto cariño tenía hecho desde hace tiempo. Un corazón de fieltro en dos tonos de rosa. 


Completé este regalito con su nombre pintado en una piedra de playa de nuestras últimas vacaciones.


Y por último, lo metí en una cestita en la que también puse una toallita personalizada con cinta y un poquito de confeti de patos para alegrar el paquete.



A la mamá de Sofía le gustan mucho los gatos. Y ya tengo en la cabeza uno bien lindo que pronto se convertirá en broche para que pueda lucirlo cuando salga a pasear a su dulce bebita.

sábado, 16 de febrero de 2013

Flor de ganchillo

Mi madre lleva años y años haciendo ganchillo (bueno, ganchillo y otras muchas cosas). Yo aprendí de ella de pequeña, y alguna cosilla hice. Pero dejé correr los años y tengo que volver a ponerme las pilas. Este año los Reyes Magos me trajeron cantidad de hilos bonitos y una graciosa aguja de plástico, que aguardan en una caja a ser usados para crear algo bonito.

Mientras ese momento llega, os dejo con una pequeña muestra de lo que mi madre hace. Este tipo de flores son ideales para alegrar una camiseta, la solapa de una chaqueta, nuestro pelo o las adorables melenas de nuestras niñas.


jueves, 14 de febrero de 2013

Corazón de fieltro

Tilín tilín tilín, ¡¡¡que se acaba San Valentín!!! Yo con este corazón cosido desde hace semanas y he apurado tanto que casi llego tarde para enseñároslo.

Quise hacer un corazón-no-típico, a pesar de que un corazón en San Valentín es lo más típico. Y este fue el resultado. Lo podemos usar de broche, para decorar algún regalo amoroso, o como acerico para nuestras agujas y alfileres.


viernes, 8 de febrero de 2013

Broche de fieltro inspirado en Miró

Hoy, día de Carnaval en todos los colegios y guarderías, nuestro pequeño tenía que ir con un disfraz inspirado en Miró. El vestuario, de un único color, y luego, todos los motivos que se nos ocurrieran.

Tomando como base el cuadro Personaje delante del sol, hice este motivo para la camiseta, complementado con un gorro de goma eva con la forma del "personaje"


Lo cierto es que los colores de Miró pueden dar mucho de sí para crear broches de fieltro.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Tarta de punto de cruz

Qué difíciles son algunas semanas. Se hacen eternas... Por eso los miércoles son un buen día para darse un caprichito. Aunque esta tarta sea de punto de cruz, tiene muy buena pinta, ¿verdad?




domingo, 3 de febrero de 2013

Broche de pingüino de fieltro

Brrrr, qué frío... ha debido ser la frase más escuchada este fin de semana, ¿verdad? Pues para que veáis que a algunos estas olas de frío nunca les pillan desprevenidos, hoy os presento al personaje al que más cariño estoy cogiendo últimamente, el pingüino de fieltro con bufanda.


Aunque este pingüino viva rodeadito de copos de nieve, siempre lleva su bufanda al cuello, para no ponerse malito. Eso sí, coquetería no le falta, y siempre se arregla su pelo con una bonita flor.

Este animalillo anima ya las solapas de los abrigos de varias amigas, y la verdad, cuando las veo me hace mucha ilusión. Más que por verlas a ellas, por volver a verle a él, jejeje!!!

viernes, 1 de febrero de 2013

Diadema con Hello Kitty de fieltro

Desde hoy, quiero enseñaros todas aquellas cosas que estas manitas hacen con cariño para regalar a todas las personas a las que quiero.

He descubierto que no hay nada más placentero que regalar cosas hechas a mano, sobre todo cuando quien lo recibe se da cuenta de que, además de un objeto artesanal y único, está recibiendo horas de dedicación y amor.

Es el caso de esta diadema de Hello Kitty. Parece ser que mi sobrina, esa personita tan especial para mi desde el día en que nació, sólo decide no ponérsela los días que tiene gimnasia en el cole. 


A partir de ahora veréis en este blog, espero que frecuentemente, todas aquellas cositas que voy haciendo, ya que en esta aventura. A veces, en esta aventura de crear cositas, me acompaña mi "familia artística", que lleva ya mucho tiempo haciendo pequeñas grandes obras de arte: papá a las maderas y a todo lo que se le ponga por delante, mamá a las pinturas y los hilos, mi hermana a la repostería y a los hilos y yo, a lo que voy aprendiendo poco a poco.

Espero que disfrutéis tanto como yo.

jueves, 31 de enero de 2013

La maravilla de ser único e irrepetible

A pesar de ser millones de personas las que poblamos este planeta, todos tenemos algo mágico, y es que somos únicos e irrepetibles. Quizá uno no se de cuenta de este detalle en sí mismo, tan acostumbrados estamos a nosotros mismos y a que nos igualen desde pequeños en la escuela y más tarde en la vida de adulto.

Pero cuando tienes hijos, te das cuenta de esos detalles que nos hacen únicos e irrepetibles. A pesar de que todos hacemos las mismas cosas a partir de cierta edad (comer, andar, hablar...), verlos en tu propio hijo hace que se conviertan en únicos. Es más, cada día esos detalles vuelves a verlos con la misma ilusión que la primera vez. Eso pensé esta mañana cuando despertamos al nene e inmediatamente se puso a hablar. Me hizo una ilusión tremenda, como si fuera la primera vez que le escuchaba hablar. Igual que cuando le escucho repetir sus frases habituales "opa vez", "toavia no", "tú buchacho"...

Ser madre también es algo único e irrepetible, a pesar de lo que nos cansan los enanos y de que todo nuestro tiempo es suyo. Hace tiempo, leyendo el libro Vínculos, leí este precioso resumen sobre lo que suponer ser madre e hija al mismo tiempo:

- Mamá, ¿tú me quieres tanto como quiero yo a mi hijo?
- Sí, me respondió.
- Pues entonces me quieres un montón, ¡gracias!











sábado, 19 de enero de 2013

Así cosía, así así...

Lo dije, y lo estoy haciendo... Mi caja de costura se ha multiplicado y ahora tengo 2... y ya no sólo tengo carrete blanco y carrete negro. Tengo hasta rojo, rosa, azul y marrón...

Como el patchwork me parecían todavía miras muy altas he sucumbido al fieltro. En un solo día pase de 0 a 100. Me compré un librito, fui a una tienda de telas y compre TODOS los colores. Eso sí, como novata en la materia, compré medio metro de cada color. Mi madre casi entra en pánico cuando le dije que compré medio metro (y eso que yo pensaba en comprar 1 metro...) Así que tengo para hacer muuuuchas tareas. 

El primer día hice 2 pongos (aunque he descubierto que me gusta hacerlos, no dejo de pensar que en el fondo son pongos, de consumo rápido y olvido oportuno): un erizo y un cupcake. Ya os enseñaré las fotos, ya... Poco a poco han ido llegando otras iedas y como dice mi madre, ya trabajamos en cadena.


Esta revolución doméstica ha echadmo mi mente a volar y mi Pinterest se ha llenado de ideas. Por cierto, mi madre... enganchadísima al Pinterest!!! 

Además los Reyes Magos me trajeron cositas como: una aguja de ganchillo gordota con 6 ovillos de lanas de colores, troqueles, washi tapes y los kinder de mi hijo, 2 sellitos... bueno bueno bueno, si es que sin darme cuenta, ya soy una madre moderna!!!

jueves, 3 de enero de 2013

Ay, los números

Nunca he sido buena con los números. Esto viene de hace tiempo, cuando mi "señorita" Pilar, en primero y segundo de primaria, me hacía temblar de cague cada vez que me sacaba a la pizarra a hacer alguna cuenta. Temía más a la propia seño, que a las matemáticas. Curiosamente, y pasado el tiempo, descubrí que se me daba mejor hacer matrices que restas llevando... ay, cuánto importa un buen profesor.

Pero a lo que íbamos hoy... recapitulemos los números que 2012 han dejado a este blog, que comenzó allá por febrero de 2012 tras un ataque de optimismo y deseos de cambiar (y de parar) el mundo.

Mi blog es lo last en cifras!!!


11 meses abierto

58 entradas

2165 visitas

8 seguidores. Venga a animarse todos!!! Me hace mucha ilusión abrir el blog y ver que tengo un nuevo seguidor, cosa que no sucede desde hace meses... no os cuesta nada y a mi me dais una alegría

65 visitas al perfil

160 visitas a la entrada más vista: Diario de viaje: Oporto, majestuosa decadencia

2 visitas a la entrada menos vista. Bueno, realmente son 3 las que ocupan este podio. Pobrecitas, las más huérfanas de afecto bloguero. Mira que sois... 

Las cookitas, mi mayor fuente de referencia, os tengo que agradecer 82 visitas desde vuestra web. ¡Os adoro! y prometo que en 2013 os seguiré siguiendo fielmente. Eso sí, guardadme algo de vez en cuando.

Soy seguida mayoritariamente a través de Explorer y Windows.

El país que más visitas me da es España (ole), seguido por (y aquí pondré el ranking entero, porque me hace ilusión): Estados Unidos, Alemania, Ruisa (siempre pensé que hay medidores de audiencia por esas latitudes. Si sois personas de verdad la que me leeis, manifestaos!!!), Israel, Méjico, Argentina, Colombia, Portugal y Letonia.

Soy miembro de Madresfera, con un puesto patético en el ranking (500 y pico), número que decidí retirar de mi página, porque cada vez que empeoraba (creo que sólo una vez mejoró), me deprimía y olvidaba que este blog lo escribo por divertirme y no por competir.

Espero seguir divirtiéndome durante los próximos 12 meses.

martes, 1 de enero de 2013

Paremos el mundo

- ¿Nunca has parado el mundo?
- ¿Qué es parar el mundo?
- Para el mundo es decidir conscientemente que vas a salir de él para mejorarte y mejorarlo. Para poder moverte y moverlo mejor. En ese tiempo debes intentar que nada ni nadie te cree problemas. Alimentarte de buena literatura, de buen cine y, sobre todo, de la conversación de una única persona que te inspire en este mundo. ¿Y sabes qué...?
- ¿Qué? - dije emocionado y fascinado.
- Luego el mundo te premia. El universo conspira a favor de los que lo mueven. Y esos son los que lo paran. ¿Tú quieres mover el mundo o que te mueva?
- Moverlo - dije con seguridad - ¡Moverlo!

Él se unió a mi y comenzó a gritar conmigo: "Moverlo, moverlo".

Y todo lo que lo moveríamos... Parándolo



Os deseo que en 2013 podáis parar el mundo.



"Si tú me dices ven, lo dejo todo... pero dimen ven". Albert Espinosa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...