miércoles, 17 de abril de 2013

Ordenando

... o el síndrome del nido (que no vacío). El caso es que parece que las mujeres todo lo hacemos hormonalmente, ¿no? Tienes la regla... te enfadas. Ovulas... estás triste... Tus hijos se van de casa... te deprimes... Estás a punto de dar a luz... LIMPIAS, PINTAS, ORDENAS, RECOGES...

Y en esas ando... Hace 2 meses, loca por pintar. Cuando ya tenía todo (y a todo el mundo preparado y convencido) me doy cuenta de que con tremenda barriga, no va a ser el mejor momento. Postergo la misión para tiempos más flacos y... me vuelco en ordenar cajones, lavar ropita, tirar cosas que no sabía ni que tenía... 

El resultado es que, casi 2 meses antes de salir de cuentas, tengo todo bajo control. O eso creía, hasta que hace 2 días abro los cajones de la pequeña ropa, limpia y ordenada y, horror!! he olvidado con qué criterio ordené todo... Bueno, a simple vista, se ve qué son pijamas, qué es ropa, qué son calcetines... pero si tuviera que vestir ahora mismo a mi bebita, tendría que rebuscar un tamaño adecuado (¿primera fila, segunda fila, fondo del cajón?).

Obviamente, el drama no es para tanto, sobreviviré... total, las primeras semanas les pones tooooodo el arsenal de ropa que tan amorosamente lavaste, porque se cagan todo, y todo el rato. Y acabaré memorizando en qué lugar está cada cosa.

Últimamente estos olvidos no sólo afectan a la ropa de mi bebé, y tengo a mi marido sufriendo mi falta de memoria, buscando cosas que hacen falta de repente, buscando por todas partes, y no aparecen. Cosas que algún día guardé, con algún criterio que pensé que nunca olvidaría, en algún lugar que finalmente, he olvidado...

Esto de la falta de memoria de las embarazadas, ¿será también algo hormonal?

Un chupetero con tortuga para Aitana

Este año, a mi alrededor, va de niñas. Es cierto que algunos niños hay en camino, pero la mayoría han decidido ser nenas.

Aitana vino el 26 de Enero, y este chupetero fue de las primeras cosas que hice con fieltro. Espero haber ido mejorando poquito a poco, aunque a esta tortuguita la tengo mucho cariño.


Metí este regalo en una bandejita de madera, con una piedra con su nombre y una toallita con cinta cosida a mano.


Y se lo envolví todo en un papel celofán de nubes, porque ella es un angelito que se porta muy bien y cada día está más simpática.



Haré más cositas para Aitana, ¡seguro!!

lunes, 1 de abril de 2013

Horquillas con aplicaciones de fieltro

Estas horquillas están hechas con formas precortadas de fieltro. Aunque sea el primer paso, creo que lo más importante es recortar con mucha precisión las piezas de fieltro que posterioremente vamos a coser.

Con estas formas, que se compran ya cortadas, solucionamos ese paso. ¡¡Son perfectas!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...