viernes, 30 de septiembre de 2016

Si vas a pestañear, hazlo ahora

Yo quería ver El Principito, pero el niño ya le había echado el ojo a Kubo. Me dejé ganar, se trataba de pasar un buen rato en familia y aprender (ambos) que ellos también pueden y saben elegir. Mi derrota se convirtió en una doble victoria: ahora tenemos otra cita pendiente con el cine para ver mi peli, y Kubo fue todo un descubrimiento.

Kubo y las dos cuerdas mágicas es una película llena de magia. Es asombroso cómo con la técnicia stop motion puedes ver en pantalla unos muñecos llenos de vida, valerosos y en los que se llega a entrever un alma bella. Kubo es un niño tuerto, que tras sobrevivir a la maldad de su familia materna y a una enorme tormenta en el mar, cuida de su madre y gana unas monedas en el pueblo gracias a los cuentos que canta y escenifica con pequeños muñecos de origami. A sus vecinos les encanta la historia que Kubo narra cada día, y que comienza con la frase "si vas a pestañear, hazlo ahora", pero que nunca logra terminar, ya que antes de que anochezca debe volver al resguardo de su hogar si no quiere ser encontrado por sus malvadas tías y perder su único ojo.

Hasta que un día... mejor ve a verla ;)

Como suele suceder en las pelis "para niños", tras las aventuras de los personajes se suelen esconder grandes lecciones para adultos. En este caso para mi Kubo ha sido, por un lado, un nuevo recordatorio de que la magia forma parte de nuestras vidas, tantos hilos invisibles que se mueven a nuestro alrededor y que tejen algunos de los episodios más importantes de nuestra vida. Y por otro lado, de nuevo el recordatorio de lo importante que es creer en nosotros mismos, en nuestras capacidades, en nuestra esencia, sin caer en la necesidad de recurrir a elementos externos para vencer a nuestros miedos o lanzar nuestros sueños. El proceso de búsqueda que culmina en la comprensión de que lo importante, siempre, es ser uno mismo, incluso en contra de las raíces de las que procedemos y de todo aquello que nos han enseñado desde pequeños por nuestro bien.

Además Kubo me ha dejado una melodía en la cabeza. Y como los hilos mágicos invisibles están ahí, tirando tirando... resulta que la canción es una versión de una original de Los Beattles que yo desconocía. Y que la intérprete vivió, al igual que Kubo, una gran aventura en la que al final, con perseverancia, magia y confianza en sí misma, consiguió triunfar.





 



 

sábado, 17 de septiembre de 2016

Un taxi a la felicidad, de Baptiste Beaulieu. Reseña Edición Anticipada

El mismo día en que un doctor afligido decide poner fin a sus penas, aparece al volante de un taxi una estrafalaria conductora con un don muy especial, adivina qué pensamientos planean por su mente tan solo con mirarle a los ojos. La mujer le hace una petición: que le conceda una semana antes de llevar a cabo su propósito.

Aunque parezca que os destripo el libro... obviamente el doctor accede al pacto con la anciana señora, no sabe muy bien por qué, aunque quizá movido por el pensamiento "no tengo nada que perder".

La novela de Baptiste Beaulieu narra los siete días del pacto, durante los cuales Sarah, la vieja conductora de taxi, se esforzará por disuadir a Mark de llevar a cabo su suicidio. Para ello, y según el pacto, hará obedecer y cumplir a Mark todas las pruebas que ponga ante sí y que estarán encaminadas a hacerle ver las cosas maravillosas de la vida y dar vuelta a la página de los episodios tristes vividos.



Los personajes, ambos muy metidos en el papel que juegan dentro de la novela. Sarah, alocada, disfrutona, melancólica y con actos sabios a la vez que irreflexivos en algunas ocasiones. Mark, hombre desencantado de la vida, de sus sueños hechos realidad, incapaz de superar los sinsabores de su joven vida. En realidad cumplen a la perfección su guión, y aunque Mark, chico listo, se da cuenta de todo lo que Sarah quiere enseñarle, en realidad ha perdido la capacidad de disfrutar de la vida.

Elegí este libro propuesto por Edición Anticipada porque me parecía una historia fresca y motivadora. En realidad he conectado poco con la historia, en parte por algunos puntos muy tópicos de los personajes, en parte por el lenguaje de Sarah y su comportamiento, que me sonaban demasiado sobreactuados y también en parte por el comportamiento totalmente dócil de Mark, que si bien accede al pacto, no muestra ningún interés por cómo vivir estos siete días. No obstante, me ha parecido un libro con momentos que te hace pensar en detalles de la muerte que probablemente nadie se para a pensar de manera habitual.

Recomendaría esta novela como una lectura ligera de verano, sin esperar mucho más que unos ratos de lectura fácil.

Agradezco a Lectura Anticipada la oportunidad de conocer la obra de Beaulieu y de reseñar Un taxi a la felicidad.

martes, 13 de septiembre de 2016

Aprendo a dibujar animales salvajes. Reseña Club Boolino

Y tras la vuelta al cole y el final de las vacaciones, llegaron las tardes de hacer cosas en casa. Aunque el tiempo va dando tregua y todavía podemos bajar al parque, intentamos pasar algún rato cada tarde haciendo cosas divertidas y creativas.




Por eso, el cuadernillo Aprendo a dibujar animales salvajes nos está viniendo genial. Se trata de un bloc de láminas para colorear, que incluyen suficiente espacio libre como para incluir los animales salvajes que nos proponen aprender a dibujar. Para ello, vienen cuatro plantillas llenas de opciones: cebras, hipopótamos, cocodrilos... pero también soles, plantas y cabañas.





A mi hijo de 5 años le entretiene bastante. Además de fijar su atención en colorear los dibujos que ya vienen, veo que se centra en saber qué animales pueden vivir en ese escenario. Incluso con algunas de las formas que vienen en las plantillas ha inventado la manera de dibujar elementos distintos.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...